Palmengarten de Frankfurt. Segunda parte

 He sacado esta imágen del Google Earth para que os hiciérais una idea de lo que es el Tropicarium. Son 7 naves acristaladas en forma de estrella  y 7 más pequeñas en forma de octaedro y acristaladas también. Unidas entre sí, pasando de una a otra en el conjunto de las 8 primeras e igualmente en las 6 segundas. Y a su vez unidas también por una pasarela elevada y cubierta. En total 5000m2 de plantas tropicales.

 En el interior paseos para recorrerlas, bancos para descansar y asimilar lo visto y una humedad enorme con mucho calor.


 Tanto calor que erámos incapaces de hacer fotos sin que el objetivo se empañara al instante.

Y yo no sé si a vosotros os pasa pero a mi con esto me pasa como con el alcohol... mucho alcohol emborracha. Y tanta planta me produjo un caos mental.

 Entrábamos en una sala, salíamos, volvíamos a entrar, había plantas por todos los lados y mis ojos me hacían chiribitas.
 Debían estar organizadas por familias porque recuerdo que una de las grandes naves eran Bromeliaceas. En otras había helechos, palmeras, plantas acuáticas... yo que sé...

 Y si yo alucinaba a mi marido todo aquello le parecía irreal. No sé cuantas veces repitió que no se podía imaginar nunca que hubiera tantisimas plantas. ¡pobre! si sólo fueran esas...

Aechmea warasii

 Acabamos exhaustos, yo creo que hubo lugares en los que entramos tres o cuatro veces y otros por los que no pasamos... y ¡que calor!

 En el primero de los conjuntos de naves, los tres ocaedros que van seguidos los ocupaban una magnifica colección de cactus y suculentas que sólo pude ver desde la calle. Supongo que tendrían una entrada pero no se veía a nadie dentro por lo que imagino que no se visitaba. Desde la calle era como un enoooooooorme escaparate.

 Éste, pero multiplicado por 20. Y además una de las naves en forma de estrella también estaba dedicada al mundo de los cactus y otras suculentas.

 Por qué los oxalis con los cactus? Supongo que porque algunos oxalis se consideran suculentas. Los hay con hojas carnosas, con tallos carnosos y otros como el de la foto tienen raíces carnosas, pequeños bulbos o rizomas.

 Esto es la entrada al Tropicarium, solo que para nosotros fué la salida. Empezamos la visita por el lado contrario

 Si os fijáis en la foto  este lugar estaba lleno de Tillandsias, esas plantas epifitas que conocemos por claveles del aire. Y no era la nave de las Bromeliaceas sino otra habitación en otro edificio.  Había habitaciones como escaparates, sobre grandes mesas  las plantas o bien colgadas, los cristales están a la altura del borde de las mesas por lo que sólo se ve lo de encima.

( Si estás leyendo este artículo el original lo puedes encontrar en


http://en-tu-jardin.blogspot.com/2011/05/palmengarten-de-frankfurt-segunda-parte.html

y mucho más en nuestro blog http://en-tu-jardin.blogspot.com/ )


 Me consta que no llevo ningún orden. Disculpadme pero es que no me funciona muy bien esto como para ir cambiando las fotos de lugar. Podéis ver cocoteros y palmeras pero recordad que la casa de las palmeras es un edificio gigante, os lo conté en la otra entrada,  al que no pudimos acceder porque realizaban obras de mantenimiento.

 Por todos los lados agua, pequeñas cascadas, hilillos de agua como pequeños riachuelos, ... era precioso pero cuantisima humedad...

 Hemos pasado ya por aquí? imposible memorizar todo lo que vi. Pero antes de que se me olvide quiero comentaros que en el Palmengarten hay producción de plantas, que no se venden o al menos yo no las vi en venta. Había un vivero muy grande, al que no te dejaban pasar pero que desde la entrada se podía ver una gran extensión de surcos llenos de plantas.

 Fotografié estas flores porque esta era una de las pocas plantas que conocía. Tengo una parecida. La mía es Billbergia nutans ,  ya os la he enseñado más veces.

Y esta foto porque me encantó, porque si las hojas de acanto inspiraron el capitel corintio , estoy segura que las volutas del nacimiento de las hojas de la Dicksonia antarctica fueron la fuente de inspiración del capitel jónico.

 En el edificio de la entrada había una habitación dedicada a las plantas insecívoras. A mi siempre me han llamado la atención  las Nepenthes.
 Demasiadas fotos verdad? es para que os hagáis una idea de la saturación que yo tenía con tanta planta... incluso los cactus columnares que mira que me gustan me parecieron demasiados.

Si váis a Frankfurt no dejéis de visitar este lugar.

Palmengarten de Frankfurt. Primera parte

Publicado por Lourdes Izquierdo en , , , ,
 Hice una escapada a Frankfurt los primeros días de Abril. El Palmengarten era un visita obligada. Es un magnifico jardín dedicado a planta tropical y subtropical.

 Desafortunadamente la casa de las palmeras estaba en restauración y no se podía visitar.

El jardín de las palmeras debe su existencia al duque Adolph von Nassau. El duque poseía en su casa de Wiesbaden una magnifica colección de plantas exóticas. En 1868 puso la colección a la venta.

El arquitecto de jardines Heinrich Siesmayer vió la posibilidad de crear un jardín para plantas tropicales en Frankfurt. Los ciudadanos de esta ciudad compraron la colección y edificaron en un terreno de la ciudad una gran casa donde reunirse y también la casa de las palmeras.

La casa de las palmeras es un pabellón enorme realizado en hierro y cristal.

 Fué remodelada en 1929 y es la construcción más antigua del jardín que serviría de modelo para otros palacios acristalados.

Este jardín fué inaugurado en Marzo de 1871.

Todas las plantas tropicales estaban en grandes invernaderos acristalados. Organizados por temas y enlazados unos con otros.

Por fuera el jardín despertaba del letargo del invierno. Todo Frankfurt era una fiesta de Magnolios en flor. El jardín de las palmeras continuaba el festejo de las calles de la ciudad.
  Prunus y otros muchos árboles también estaban en flor. Y en el suelo los narcisos amarilleaban sobre el verde.
 En realidad el jardín es temático. Quiero decir que se organiza en torno a grandes temas. Por ejemplo este es el paseo de los rododendros. Una pena no haber llegado 15 días después porque hubiera sido una explosión de color.



Aunque la colección de palmeras, más de 300 especies de todos los continentes da prestigio al palmengarten,  todo el jardín es una delicia.

Existe una rosaleda de rosales clasicos y olorosos a los que les faltaba algo más de un mes para lucir sus flores. Y a mi tiempo para fotografiarlo todo. En el mes de Junio se celebra la fiesta de las rosas desde 1931. Se realiza una gran exposición. Y como broche final se encienden miles de velas por todo el jardín finalizando con un castillo de fuegos artificiales.

También una inmensa rocalla en lo más alto del jardín, que apenas pude ver por las prisas y que además no estaba en su mejor momento, pues las plantas comenzaban a retoñar después de la invernada.


No sólo había narcisos, también tulipanes y otras bulbosas, y muy cerca del paseo de los rododendros un jardín lleno de ellas.

 Pequeños pabellones  mostraban a través de un gran ventanal el escaparate de las plantas en flor correspondientes al momento. 

 Y bordeando el lago el paseo estaba lleno de trinos y del romanticismo de la época en la que se creó este jardín.


 Tal vez me esté saltando lo más importante del parque, sus árboles. Muchos con más de 100 años, pero yo me siento incapaz de memorizar los nombres de todos los árboles que vi. Este paseo por el exterior del palmengarten finaliza aquí.

Dentro de unos días os mostraré un poquito de todo los que en grandes edificios acristalados vi.

Continuará.........