FloraHolland...Subasta de flores de Aalsmeer

Publicado por Lourdes Izquierdo en , , ,


El 1 de enero del 2008 se fusionaron Bloemenveiling Aalsmeer y la antigua FloraHolland en una sola empresa bajo el nombre de FloraHolland. Desde entonces en ningún lugar del mundo se subastan tantas flores como en sus seis sedes de; Aalsmeer, Naaldwijk, Venlo, Rijnsburg, Bleiswijk y Eeide. Al parecer la sede de Aalsmeer subasta el 50% del total.

A FloraHolland llegan no sólo plantas de Holanda sino de todos los países del mundo para ser subastadas en este lugar.

FloraHolland en cifras:
Número de sucursales...........6
Número de salas de subasta ...13...5 en Aalsmeer
Número de relojes de subasta..40...13 en Aalsmeer
Número de empleados ........4500


Por año:
Volumen de ventas............4000 millones de euros
Número de flores y plantas...12.000 millones de unidades

Por día:
Volumen de ventas............16 millones de euros
Número de flores y plantas...48 millones de unidades




Obviamente acabo de venir de Holanda. He visitado la sede de FloraHolland en Aalsmeer y he asistido detrás de los cristales a una subasta de flores.

Como podéis ver en la foto primera la instalación es enoooooooooooooooooooorme. Os diría que es tan larga la sala que no se ve el final de la misma.

La subasta comienza a las 6 de la mañana y acaba a las 10. Nosotros llegamos a las 8 y media cuando ya la subasta estaba muy avanzada. Me hubiera gustado llegar a las 6 y en un día clave para ver ese lugar repleto de flores.



Esa es una de las salas. Todas las salas son escalonadas y en la pared del fondo hay dos o tres pantallas. En ellas se marcan los datos de las plantas a subastar. El nombre de la planta, el productor de la misma, supongo que el tamaño, etc...También hay una especie de reloj. No sé si llegáis a apreciar el círculo redondo.

El reloj es el corazón de la subasta. Cada día miles de compradores se sientan en las 12 salas de subasta de FloraHolland. En el frontal del reloj pueden leer toda la información necesaria. En unas pocas horas se venden en la subasta millones de flores y plantas en decenas de miles de transacciones.

La subasta es a la baja. Como las subastas de pescado de las lonjas. Sólo que ya no funcionan a mano alzada sino con ordenadores. Las flores salen con un precio alto que va bajando. Hay un punto rojo que comienza a girar disminuyendo el precio. Cuando alguien en la sala pulsa el botón, para el reloj, el punto rojo se detiene y ese es el precio. Y automáticamente le cargan el importe en su cuenta :D. Flor subastada, flor pagada. No sale nada de allí que no haya sido pagado al instante.

Cada uno de los asistentes a la subasta se registra primero. Y se le toman todos sus datos. Es de suponer que todos lleven tiempo registrados. De forma que en Aalsmeer ya saben los gustos y preferencias de cada uno de los compradores. Y los compradores conocen perfectamente a los productores y la mercancía ofrecida.

Debajo de las pantallas una puerta de entrada a la mercancía. Esta sala con dos pantallas supone que entren dos trenecillos de mercancía uno girará hacia la izquierda y otro hacia la derecha, de forma que los compradores puedan ver lo que están comprando.



Estos son los trenecillos que pueden ser larguisimos. La proliferación de trenecillos y de personal es flipante. Visto desde arriba ( nosotros circulamos por una pasarela en alto para poder verlo) es un caos. Tienes la sensación de que es una locura de idas y venidas. Y sin embargo todos saben donde tienen que ir.

Como podéis ver hay carreteras, se desplazan en trenecillos e incluso en bici por todo este enorme complejo.



Una vez vendida y comprada la mercancia ese trenecillo sale de la sala,todo es tan rápido que apenas se para. y los vagones serán cargados en eso que véis en la foto de arriba. Es como un telesilla, solo que mueve los vagones llenos de flores y los lleva al lugar donde se encuentran los camiones para ser cargados y vuelve de vacío a por más.



Esto es una sala de test. Se les hacen constantes test a la mercancia que llega para comprobar el buen estado. El renombre de FloraHolland depende en gran parte de el control de calidad.

Si Hawai son rosas. En esa sala estaban testando rosas.

El precio de la rosa se fija diariamente y para todo el mundo en Aalsmeer. Hablamos claro está de flor cortada. Aunque también se subastan plantas, casi todo lo que vimos era flor cortada.



En esta sala, una de las más sofisticadas en cuanto a tecnología punta se refiere, se estaban subastando rosas. Como véis aquí no necesitan los trenecillos. Saben a través de los ordenadores que es lo que están comprando.



Casi todo lo que vemos en esta foto son rosas.

Según el Guiness, la subasta de Aalsmeer es el mayor edificio comercial del mundo. Cuenta con un millón de metros cuadrados.



Aquí más rosas y unas plantitas que he tenido y no recuerdo el nombre.



Flores de alcachofa.





Ni idea de lo que era esto.



Calas de todos los colores que era lo que estaban subastando en una de las salas cuando llegamos. También flores de hortensias de color verde.

He puesto en cursiva y negrilla los textos copiados del folleto informativo que nos dieron.

http://www.holandalatina.com/tulipanes.htm

En ese enlace podéis ver más datos sobre la subasta de flores.





También está este video que me gustaría que viérais para que os hagáis una idea.

9 comentarios:

Hawai dijo...
14 de septiembre de 2009, 11:32

Daisy, wapísima, muuuuchas gracias por esta entrada ;).

Las cifras, la nave, las flores...todo está en macrodimensiones. Es impresionante!!!!.

Me lo has quitado de las teclas: la comparación con las subastas de pescado en las lonjas. Aquí ya hace años que está informatizada, incluso las lonjas de las Cofradías más chiquitinas, y, a su vez, están todos los datos intercomunicados.

Debe ser una gozada trabajar rodeado de tanta rosa :).

Los de la foto que dices que no reconoces quizás sean algún tipo de crisantemo. Hay algunos crisantemos de los floristas muy sofisticados.

Bicos.

Ender dijo...
15 de septiembre de 2009, 7:59

Seguro que fue una experiencia ver la subasta, menudo lugar impresionante :D

Y tú, no pujaste por nada? :DDDDDDD

Juan Luis T. dijo...
15 de septiembre de 2009, 10:20

Que pasada mas grande.

Esas plantas que no recuerdas, no son nerteras? esas de las bolitas naranjas.

iolanda dijo...
15 de septiembre de 2009, 11:03

se me queda demasiado grande, madremia, la cosa es que nunca se me hubiera ocurrido ir a visitar un lugar así. impresiona.
gracias Daisy, me ha gustado mucho tu visita.
saluditos,

Ana. dijo...
15 de septiembre de 2009, 12:57

Iba a comentar como Ioli, no se me hubiese ocurrido nunca ir a visitar algo así, pero de verdad que es de lo más curioso.
Se me ocurre que si estabas detrás de los cristales no debías de oler nada, no?
A la salida vende flores al detall? Porque debes salir de ahí con unas ansias locas de llenar la casa de ramos...

Daisy dijo...
15 de septiembre de 2009, 19:57

Cómo se me ocurrió?...muy sencillo, te ofertan excursiones opcionales...algo que me repatea porque te plantean el dilema de que escoger, si ver lo que has ido a ver o ver lo que ellos quieren enseñarte para cobrar. y entonces eliges las excursiones en función del tiempo que tienes.

Esta excursión no la habría hecho si hubiera perdido una mañana o una tarde. Pero era de 7 a 10 de la mañana, por lo que unicamente perdía horas de sueño.

Y desde luego que era algo interesantisimo.

Quiero recalcar que la subasta es de flores y plantas, no solo de flores...Me imagino que más o menos lo que tiene cualquier floristería procede en gran parte de allí.

Juan Luis me has dejao...cómo es posible que hayas dado con la planta con esas fotos tan poco nítidas? (tened en cuenta que a pesar de lo grande es interior y había mucha falta de luz) Efectivamente eran Nerteras...

Os explico: La nave tiene mucha altura. Como a la altura del segundo piso una pasarela (mejor dicho dos, la recorren longitudinalmente. Se ve todo y se huele todo. La mezcla de olores da una sensación cementerio húmedo el día de todos los Santos:DDD. Las salas de subasta, que ya os he contado que son escalonadas, comienzan en la planta baja y suben hasta el nivel en el que están las pasarelas. A ese nivel tienen unos grandes ventanales a los dos lados de la sala. Cuando vas hacia el fondo de la nave las ves por un lado y cuando vuelves por la otra pasarela las ves por el otro.

Ender puede pujar cualquiera...pero hay que registrarse primero y dar tu nº de cuenta :D

Julio dijo...
17 de septiembre de 2009, 9:10

Es impresionante. Casualmente, hace un par de semanas, en un programa de estos de españoles por el mundo, salía gente que vivía en Amsterdam y visitaron esta misma subasta de flores. Muy curioso, aunque creo que me saturaria :-)

Priss dijo...
22 de julio de 2010, 10:58

Gracias Daisy, por tan maravillosa explicación y por mostrarnos ese mundo. La verdad es que no me lo había imaginado así. Debe ser maravilloso estar entre tantas flores.

Un beso.

Lourdes dijo...
22 de julio de 2010, 19:25

Gracias Priss, a mi me pasó lo mismo...me pareció increíble.
bueno ya sabes, la antigua Daisy ha dado paso a Lourdes :DDDD