Jardinería urbana en Londres

Publicado por Hawai-Días de Rosas en



Jardín vertical en Trafalgar Sq.


Descubrir una ciudad como Londres en apenas unas líneas es casi un imposible.

Las mejores cualidades de la ciudad las resumiría diciendo que no parece una ciudad que aglutine a casi 8.000.000 de habitantes, unos 14.000.000 si consideramos el área metropolitana.

Es una ciudad vivible y agradable, comparada con otras grandes metrópolis europeas. No hay grandes avenidas, quizás con la excepción de The Mall, que tampoco es que sea nada exagerado, se ve el final ahí mismo,... pero sí nos recuerda entornos que relacionaríamos con una capital de estado. Tampoco hay grandísimos edificios que te hagan atraer la mirada (vale, el Museo de Ciencias Naturales es muy grande, pero me pareció un horror, aunque a todo el mundo le entusiasma, a mí me recuerda el estilo factory del Lloyd Wright de los primeros tiempos, pero sin su ingenio).
Hay muchas zonas tranquilas, los ciudadanos respetan escrupulosamente la distancia física, el metro parece una casita de muñecas, la sensación de seguridad es encomiable y el horario es estupendo. Además, comí muy bien. A esto, siendo española, le uniría lo que en otros países es habitual, pero no así en España: el gusto por el silencio. Los londoners se quejan del exceso de ruido. Como le comenté a nuestro amable chófer del día de llegada, un bilbaíno encantador y quejoso del barullo: tú no te acuerdas ya del ruido español jajajajajaja.

La sensación es de 'estar en casa', y como dice mi amiga Esperanza, con la que he comentado largamente el viaje porque ella ha sido londoner, es una ciudad para vivir más que para ver. En especial si, como es mi caso, te conviertes en vecina accidental/eventual del mejor borough, Sth Kensington & Chelsea, donde se percibe un nivel de vida altíiiiiiiiiiisimo, al que cualquiera nos apuntaríamos.......




Las dimensiones micro, sin embargo, se rompen cuando hablamos de los espacios verdes urbanos más clásicos, que son una reproducción a pequeña escala de la campiña de los alrededores. Para aquellos que conozcan Galicia, el paisaje visto desde la M-11 recuerda al que podemos ver yendo por la autopista desde Santiago a Coruña, pero con bastante menos arboleda. Y los parques son así: grandes extensiones verdes con caminos, ardillas, patos, cisnes y un lago artificial. Mucho carril bici, a veces también carril caballo.

Quedé con Montse, una entrañable amiga internetera, en Marble Arch, que está en uno de los extremos de Hyde Park, y nos fuimos de recorrido. Fue una experiencia muy agradable, porque hacía un día maravilloso, y la estampa era tal cual la de una película: gente tumbada al sol, niños jugando al fútbol, al cricket,...grupos montando a caballo, amables ciudadanos haciendo la ruta del colesterol (;), hay cosas que son iguales en todo el mundo occidental jajaja). Recorrimos todo, y volvimos por Park Lane, que, sin duda, es uno de los paseos más chulos que he visto en un parque público.



La parte menos llamativa fue a nivel jardineril, en el sentido de que los parterres eran muy al uso de los de cualquier parque urbano, y muy poco ingleses.





No obstante, en la rosaleda pudimos ver el único ejemplo de jardinería de concepto 100% inglés. Aunque la zona está claramente diseñada para tener su punto de máxima explosión cuando florecen las rosas, y el momento clave había pasado, al menos sí se puede percibir que es un jardín de perennes por el que los británicos son reconocidos.



Entre los rosales crecían una gran variedad de plantas: heucheras, sedums de muchos tipos, liliums (algunos ciertamente raros), stachys, salvias de hoja verde y de hoja roja, pelargonium, geranium, hostas, hemerocallis, papaver (preciosas!!!), crinum (con capullos, pero aún sin abrir), phlox, delphinium etc..

Algo también interesante desde la mano jardinera, ha sido observar la diferencia de crecimiento que existe entre mi zona y la londinense. Por poner un ejemplo, cultivo un pelargoniun precioso, A Happy Thought, que tengo que podar varias veces a lo largo de la temporada, porque se me sale, alcanza sin problemas los 70-80 cm de altura. Los Happy Thoughts londinenses estaban en varios parques, formando parterres, bien acolchados y cuidados, pero, pobriños, algo raquíticos, de apenas un palmo y medio, y eso, sin duda, es por la diferencia climática. Es un pelargonium maravilloso...... También he notado muchísimo lo que para mí es escasez de arboleda. Esperanza me dice que Hyde Park está pelado jajaja,...bueno, sí, desde nuestra perspectiva galaica, está no pelado, sino muy pelado. Pero, es normal, no hay arboleda, no es necesaria, no hay sol del que resguardarse, y, desde luego, predomina el gusto por la pradera sobre el gusto por el arbolado, y eso, sin duda, tiene su origen en el paisaje natural de los alrededores. Es lógico.


Y es tanta la influencia del paisaje natural propio, que, no por casualidad, Esperanza y yo, coincidimos en que St James es el parque más bonito de Londres. Claro, es el más frondoso, y es este estilo de vegetación al que está acostumbrada nuestra retina:




Incluso el lago de St James es como más natural. En general, en estos parques urbanos no hay plantaciones en el agua. Esperas ver ponds con sus plantitas acuáticas, y ves ponds de hormigón con patos y cisnes, pero sin plantitas, ni una triste espadaña, cala o nenúfar. La isleta central en St James disimula esto, es más frondosa. Además, es curiosísima la parada de metro, que está en el edificio oficial del London Underground.


Para mí Regent's Park fue una decepción. Quizás estaba cansada, quizás influyó que iba con expectativas altas, pero me chafó sobremanera el ver los rosales del Queen's Mary Rose Garden cultivados al estilo francés. Esto unido a que lo primero que te encuentras son unos rosales de Austin (en concreto, Molineux) podados fatalmente (mutilados) y cargados de hongos varios, hizo que me sentara en un banco a la espera de mis acompañantes. Sinceramente, ese tipo de cultivo se hace mejor en Francia.
Eso sí, hay unos setos de tejo de gran longitud, que fue lo que más me agradó del parque, con grandes extensiones de pradera y el correspondiente lago.

Encantador y precioso es mi barrio (jajaja), Kensington. Corresponde con la época de mayor esplendor británico, la Era Victoriana, y se nota que había un cierto interés por mostrar el poderío. Se ha convertido en una zona exclusiva, donde está todo el cuerpo diplomático mundial destinado en Londres, en realidad es pasear por medio mundo, de embajada en embajada.
Las casas son las típicas de Arriba y Abajo. El primer día, de camino a Victoria, pasamos por Eaton Sq., que está muy cerca de la Embajada de España, el Consulado y el Instituto Cervantes,... y recordé la serie. Hay muchos Place en la zona, pero Eaton Place, donde se desarrollaba la serie, no existe.




Creo que el Borough de Kensington & Chelsea debería obligar a los propietarios de las casas, primero, a mantenerlas bien pintadas (había alguna, que vaya-vaya), y segundo, a tener las susodichas jardineras con plantitas adornando las fachadas. Las casas que las tenían (por lo general, algunos hoteles, como el caso de la foto, o pubs, muy pocas particulares) marcaban la diferencia. Si alguien puede vivir ahí, puede permitirse eso, no entiendo como no les agrada tener las casas más monas por fuera.



En el barrio tenemos jardín, Kensington Gardens, con su correspondiente palacio, donde vivió la Reina Victoria, aunque turísticamente se conoce como la casa de Lady Di. Cuando estábamos llegando, 'aterrizó' a todo gas un grupo de recorrido turístico en bici, y las explicaciones del guía fueron ilustrativas. El jardín del palacio es tan encantador como el barrio, aunque ahora mismo está siendo remodelado y solo se puede visitar una parte. Es un híbrido entre un jardín renacentista italiano y unas plantaciones al estilo inglés.

El palacio también es encantador, un edificio precioso en un entorno merecido, y a mí me emocionó especialmente ver los objetos cotidianos de la vida victoriana, así como algunos cuadros concretos. Me chocó la escasa dimensión de las habitaciones de palacio, no por nada, sino porque hay una anécdota de la misma Victoria, publicada en varias de sus biografías, donde se queja del frío que pasaba en ese palacio. Pues no me quiero imaginar si hubiera vivido en Versalles o en el Palacio Real..........eso sí es complicado de calentar jajajajaja.



Me senté en la sala de baile, en la que unas sombras chinescas vestidas estilo Imperio bailan reflejándose en el techo al son de un minué (ya digo, todo encantador).... y me puse a calcular sus dimensiones, porque me parecía imposible que se pudieran celebrar ahí bailes de toda la corte. Me di cuenta de que, sin ser grande, no era tan pequeña, pero está dentro del gusto ingles el subdimensionar espacios. Y lo consiguen con la distribución y los elementos decorativos. Para entendernos, hacen justo lo contrario de lo que podemos esperar de Rafael Moneo, el gran especialista en abrir espacios. Sería imposible que Moneo fuera inglés.




Pero sí lo es Norman Foster, y personalmente, me ha entusiasmado su cúpula en el Museo Británico. Creo que es lo más bonito, junto con Kensington, que he visto desde el punto de vista arquitectónico.

Kensington está justo al lado de Notting Hill, un barrio de casitas con ambiente mediterráneo, que fue el lugar de asentamiento de italianos y españoles. Merece la pena darse un paseo, aunque sea corto, por la zona, que queda cerca desde el palacio. Es, en lo que pude ver, casi la única parte de Londres que conserva algo de comercio minorista peculiar. Por desgracia, la globalización nos está sacando carácter a todos. En el tema de tiendas, a mí me duele mucho ver como las tiendas de toda la vida se van cerrando, cediendo su lugar a cadenas estandarizadas.

En la City esperaba algo más emblemático del poderío de la cultura capitalista. Por supuesto, no me sorprendió el que no haya zonas verdes, eso sí es capitalista jajaja. Y hay cuatro edificios contados, con cierto estilo. Muy interesante el mini-aeropuerto, por el que pasamos el día de llegada, un sitio exclusivo para que los altos ejecutivos aterricen sin las visicitudes de los pobres mortales.
El último día, por culpa de una competición de gente a patín, dimos un exhaustivo recorrido por la City, de casi dos horas (tremendo, hubo un momento en el que pensé que Londres nos había abducido y no llegaríamos al aeropuerto). Los edificios setenteros están tan mal como los edificios setenteros de todas las ciudades europeas. Lamentable época. Creo que París ha cumplido mejor en el aspecto de la arquitectura moderna, y no volveré a decir que Madrid necesitaría más elementos que marquen la era de la Revolución Tecnológica, porque, sin duda, con todo y lo que es la City desde el punto de vista económico a nivel mundial, arquitectónicamente deja bastante que desear.

Por cierto, Esperanza, imagino que leerás esto: que sepas que para mí es un alivio que la Abadía de Westminster te parezca fea..., es complicadísimo ser la única en mostrar opiniones contrarias a la mayoría turística jajaja.

De vuelta a la realidad, recibí mi primer empujón nada más aterrizar, en la zona de tickets del parking del aeropuerto de Santiago, donde una compatriota se encargó de recordarme que, habiendo espacio de sobra alrededor, no hay nada más estupendo que jugar a los coches de choque con la única persona que tienes cerca :)))))))). Sinceramente, si estuviera una temporada larga en Londres, me costaría trabajo retomar ciertas costumbres españolas, y es esto lo mejor que da la ciudad: el estilo de vida.

13 comentarios:

Lourdes dijo...
4 de julio de 2011, 14:12

Realmente no sé que dejas para mi...:DDD la sincronía ha sido total y mucho me temo que segundas partes nunca fueron tan buenas como la primera. Pero habrá segunda parte aunque repitamos fotos..

Preciosa la cúpula de Foxter que yo no ví.

Sólo decirte que a mi tampoco me entusiasma la basilica de Westminster y lo primero que he dicho al llegar es que si alguna vez vuelvo no la visitaré.

Respecro a Regents Park y su rosaleda. Discrepo. Nada que ver lo que yo vi con lo que tu vistes. Estilo francés quizás pero perfectamente cuidado y ordenado. Salvo que obviamente había algunas flores secas pero cuando un parterre está lleno de flores es normal que alguna esté seca. En mi jardin también pasa.

Ya os enseñaré la rosaleda aunque yo no hice fotos globales sino macros de rosas...

Haremos una entrada sólo para la rosaleda. Deciros a los demás que Cristina estaba lesionada en este viaje. Y ese día, el día de la rosaleda estaba sufriendo mucho con su pierna.

Lo mejor de Regents Park la merienda...:DDDD...y las rosas

Hawai dijo...
4 de julio de 2011, 15:27

Tienes muchas más fotos que yo, es imposible que repitas ;))). Sólo he dado una visión muy personal, precisamente para que tú te explayes con la tuya :)))))).

El Museo Británico, sí, interesantísimo, vimos los 30 objetos que teníamos en la lista, y fue emocionante observar la escritura cuneiforme. Pero, Lour, pesa como una losa el ver tantísimos objetos fuera de su lugar de origen, y es algo incomprensible que una cultura como la británica base sus museos más importantes en obras ajenas. A mí me da pena,...me dio pena dejar nuestros Velázquez en la National, y me dio pena dejar los Zurbaranes, y me encanta que no tengan a Goya :)))). Imagínate lo que debieron sentir los griegos al ver ahí su Parthenon.......Son cosas que no están bien, por más que se ponga la excusa de que ahí están cuidadas y blablabla. Cuando hay interés por la cultura, el mecenazgo se hace en origen, no se expolia.

Todavía me molesta un poco la lesión, pero bah, ya no es nada.

Queda, pues, pendiente la rosaleda de la Reina Mary...., de ti depende que me reconcilie con ella :)))).

Oye, pues sí, la merienda deliciosa. He recogido lavanda y ya he ensayado el cake de lavanda y naranja, pero me he pasado con la dosis de lavanda. Creo que la que tenía el de allí era seca, le he puesto abundante, tal y como era su apariencia, pero, claro, al estar fresca, es más fuerte.

En el tema de la Abadía creo que influye el mogollón de gente que hay, y que el recinto es limitadísimo de espacio, y han metido de todo-todo-todo, y aún más. Como le dije a Esperanza, tanta cosa con María Estuardo, Katherine Hepburn nos hace llorar en la peli, y para ver el Mausoleo, casi tienes que ir de canto...no cabe en la micro capilla, que parece un minipiso compartido :)))). Sin embargo, el de Henry VII está bien ubicado, con su espacio alrededor y tal. Solo con el de Henry bastaba y sobraba, dejando para culto las capillitas de alrededor.

Si yo hubiera sido el hijo de la Estuardo, en lugar de empeñarme en encastrarla ahí, hubiera hecho el mausoleo en otra iglesia, solo para ella, le daría más estilo. Es como el caso de los RR Católicos y la maravilla que hicieron en San Juan de los Reyes (Toledo), se montaron el chiringuito para que los enterraran ahí.

En fin, si te das cuenta, el concepto estético que tenemos es muy diferente al británico.

Chema dijo...
4 de julio de 2011, 15:36

Un reportaje muy completo sobre los parque y jardines londinenses.Es una pena, por lo que dices, que el servicio de parques londinense esté abandonando el estilo tipicamente inglés del Mixed Border, un concepto de jardinería que es mi preferido muy por encima del estilo tan formal y geométrico de los parterres de estilo francés, bellos pero muy poco naturales para mi gusto.
No se si habéis visitado los Jardines Botánicos de Kew, la verdad es que merecen la pena, podríamos decir que son la madre de todos los jardines botánicos; si no recuerdo mal se puede llegar a ellos en metro o tren de cercanías y como mínimo hay que dedicarles un día completo.
Saludos

Hawai dijo...
4 de julio de 2011, 15:57

Me alegra que te haya gustado, Chema ;).

Sí, a Kew se llega sin problemas por metro, línea District, zona 3. En esta ocasión no hemos ido, porque nos hemos centrado en las zonas 1 y 2. Tenemos también pendiente con Monste en hacer una visita campestre de verdad, a Hidcote.

El servicio de parques creo que ha optado por un estilo urbano internacional (por así llamarlo jajaja), con algún guiño. Es decir, para tener como tienen todo tan limpio, regado y cuidado, han de ceñirse a ciertos cánones prácticos. Lo que comentaba de los ponds es un buen ejemplo: cero plantas acuáticas.

El jardín del palacio de Kensington era el único con auténtico césped (en el resto había lo que Lourdes llama prado). Y no dejaban pisar ese césped, te dejan pasear solo por arriba.

Con esto te quiero decir que hay cosas, aparte de laboriosas de mantener, que no están diseñadas para la masificación de un jardín urbano.

Bicos.

Julio dijo...
4 de julio de 2011, 16:45

Muy bonito todo, Haw, y tus opiniones personales creo que son bastante oportunas y acertadas, sobre todo en lo que se refiere al caracter inglés, respetuoso con la intimidad del prójimo, lo que ocurre es que el centro de Londres está tan plagado de turistas e inmigrantes, que allí las cosas son, simply, diferentes.

También soy un admirador del jardín inglés, aunque no menosprecio el francés, pero entiendo que los jardines urbanos han de ser más... convencionales, quizás sea esa la razón por la que los parterres de Hyde Park sean "al uso".

Por cierto, Kew es un botánico sensacional, cierto, aunque si quieres saborear el verdadero jardín inglés, nada como Westley. Yo en septiembre tengo previsto una semanita 'in London', así que me tomo nota de todas las impresiones que por aquí me encuentre. :-))

Lourdes dijo...
4 de julio de 2011, 17:48

Cris si me prometes no volverte a caer cuenta conmigo para Kew...solo conmigo seguro que mi medio no viene a ver jardines. Y si hay que ir a Westley pues se va :DDD

Hawai dijo...
4 de julio de 2011, 18:03

Lour, voy contigo donde haga falta, sobre todo porque he sentido una libertad impresionante en vuestra compañía. Así da gusto ;).

Julio, pues a pasarlo bien en septiembre ;).

No creo que se trate de hacer una competición entre estilos, ni creo que los ingleses hagan cosas fuera de lo común.

El mérito jardineril británico está no tanto en los jardines en sí mismos, como en su asimilación de la jardinería como algo cotidiano. Es decir, bajo mi punto de vista, tiene más valor el hecho de que cualquier persona, de cualquier estrato social y de cualquier edad, se anime a colocarse los guantes de jardinería, que el hecho de que los resultados sean tales o cuales. Es lo que comenté antes, el ESTILO de vida.

En cuanto a botánicos y demás, bueno, hay que tener cuidado, sin desmerecer nada ni a nadie, está genial ver, conocer y demás, siempre se debe abrir la mente. Así que no entendáis más allá de lo informativo lo que comento a continuación.

La jardinería occidental, como tal, la inventan nuestros antepasados, no los ingleses, no los franceses.... Una gran cantidad de plantas fueron traídas desde otros lugares gracias a estudiosos españoles, como es el caso de la dalia, y ojo, lees un libro inglés de botánica y les atribuyen el mérito de las dalias a los franceses, en concreto a los jardines de La Malmaison, cuando llevaban más de 200 años en España...... En el Botánico de Madrid hay una de las mejores colecciones a nivel mundial, hay quien dice que la mejor.

Eso da que pensar jajaja.

Cuando en esas partes de Europa se vivía al estilo bárbaro (de barbarie), y ni sabían lo que era lavarse, aquí florecía una de las más elevadas cotas de cultura y civilización en Al-Andalus, donde ya está demostrado que plantas como los tulipanes se utilizaban en los jardines.

¿Qué nos pasa, que no ponemos esto en valor?.¿Qué nos pasa, que las personas que vivimos en zona de clima atlántico lo único que escuchamos es que aquí llueve mucho (???¿¿¿¿), de las mismas personas que se chiflan por ver un simple prado en Londres?????. ¿Por qué he leído en algunos foros, donde se supone que estamos aficionados, que, por ej, los patios andaluces son algo paleto y anticuado (para resumir con un adjetivo rápido la opinión de la persona que lo decía)?.

Habría que ver quien es más paleto, porque si ponemos en valor el buen gusto estético...ufff, habría muuucho que decir jajajaja.

Bicos, wap@s!!!.

iolanda dijo...
5 de julio de 2011, 11:21

Holaaaaaaaaaaaaaa
Cris, como siempre, te expresas genial y tu crónica fantástica, me la voy a copiar y pegar (fotos y comentarios incluidos) en mi librito...
Hay cosas de las que yo no me daré cuénta cuándo vaya, no por que no las vea, si no por que no se su historia, no sabré comparar apropiadamente ni tampoco valorar en su justa medida, a eso yo lo llamo falta de cultura, información o cómo lo querais llamar, pues es la mía muy limitada...
Gracias por las fotos (gracias de un modo muy particular a tus fotos Haw tu sabes bien por que te lo digo) por tu relato y por compartir, y gracias a todos los que habeis pasado por aqui,
besos,

Hawai dijo...
5 de julio de 2011, 13:31

De nada, Ioli, aunque me parece que no es para tanto :)))). Muchos besos!!!.

Elionor dijo...
7 de julio de 2011, 21:04

Aisss, Londres, cuánto me queda por ver (la excusa perfecta para volver una y otra vez). El recorrido que nos muestras, Hawai, es bastante diferente de los que he hecho, me va perfecto para "conocer" otras zonas, muchas gracias por el paseo. En jardines creo que sólo hemos coincidido en Saint James, pero yo lo vi a finales de octubre.

Me llama la atención lo que dices sobre el ruido; mi referencia es Barcelona y para mi Londres es tan ruidoso como Barcelona o tan tranquilo como Barcelona, según qué barrios o según a qué horas. La diferencia es que Londres es mucho más grande que Barcelona y hay, creo, más barrios tranquilos. El metro en hora punta tan apretado también como en Barcelona, de no poder subir y tener que esperar al siguiente tren o ir a la siguiente parada andando para evitar los enlaces más concurridos. Vamos, lo normal, no creo que haya ciudad densamente poblada que se salve de eso.

Lourdes, ¿cómo lo hiciste para no ver la cúpula del British Museum? ¿O es que no fuíste?

Hawai, espero que estés recuperada de tu lesión ;-)

Juan Luis T. dijo...
11 de julio de 2011, 8:42

AAAaaaaaaaaa. Pero si estaba aqui.

Lo acabo de leer diagonalmente. Voy volando de un sitio a otro, luego con mas calma lo leo y veo como es debido.

Gracias.

Hawai dijo...
11 de julio de 2011, 10:27

Gracias, Eli :))), ya estoy prácticamente bien de la lesión. Londres, comparado con Madrid, lo encuentro menos 'aglomeración style'. No hay en Londres una sola avenida del tamaño de la Castellana (por poner un ejemplo de tantos), con el mogollón de coches (y ruido) que implica una gran avenida. Noto diferencia entre Vigo y Madrid, pero no la noto entre Vigo y Londres....
El metro está mucho mejor diseñado que el de París, donde te puedes perder con una facilidad pasmosa, salvo que algún local te lo advierta. Creo que el de Madrid, hoy por hoy, es el mejor después del de Londres, fíjate, en infraestructura, quizás incluso esté mejor el de Madrid, pero, al menos por mi parte, no percibo la misma sensación de seguridad en líneas muy concurridas de Madrid que en las de Londres.

Gracias, Juan Luis.

Bicos!!!.

Rocio dijo...
16 de diciembre de 2013, 19:09

Todavia no sabia mi destino para las vacaciones, sin embargo Londres era una gran posibilidad que tengo. La otra es sacar vuelos baratos a madrid para disfrutar de dicha ciudad. Por eso lo que hago es buscar en internet info acerca de ambas ciudades a ver cual es la que mas me atrae